top of page

Renueva la piel de tus clientas: incluye el peeling enzimático en tu centro

Actualizado: 12 feb

¿Qué es un peeling enzimático?


Un peeling enzimático es un tipo de tratamiento de exfoliación suave que utiliza una base de enzimas naturales como la calabaza, la papaya, la granada o la piña para eliminar células muertas del rostro y así conseguir una renovación de la piel. A diferencia de los conocidos peelings químicos tradicionales, el peeling enzimático es mucho más suave y es la mejor opción para todo tipo de pieles, sobre todo para las pieles más sensibles, reactivas y/o delicadas.


Peeling Enzimático

Este tipo de peeling es un método muy eficaz para eliminar las impurezas e imperfecciones del rostro sobre todo tras el impacto de los agentes externos y el sol en nuestra piel durante todo el verano. Además con este tipo de tratamiento consigues renovar el rostro de forma natural y respetuosa.




Beneficios de un peeling enzimático

Como cualquier otro peeling, la función principal de un peeling enzimático es exfoliar la piel. Los peelings son necesarios para favorecer la regeneración de la dermis de un modo natural y conseguir una oxigenación en el rostro pero evitando la creación de radicales libres.


Pero, a diferencia de otro tipos de peelings, los beneficios del peeling enzimático son:


1.Estimulación de la Renovación Celular:

Al eliminar suavemente las células muertas de la piel conseguimos una renovación celular del rostro y activamos el proceso de exfoliación natural. Esto puede ayudar a mejorar la textura de la piel, reducir la apariencia de líneas finas y arrugas, y promover una piel más suave y resplandeciente.


2.Reducción de manchas y líneas de expresión

Si luchas contra las manchas oscuras o la hiperpigmentación, los peelings enzimáticos pueden ser tu aliado. Ayudan a aclarar las manchas y a unificar el tono de la piel, logrando una tez más uniforme y radiante. Además previene y combate la aparición de arrugas en la piel, retrasando el envejecimiento cutáneo.


3.Hidratación y Nutrición:

Además de exfoliar, muchos peelings enzimáticos contienen ingredientes hidratantes y nutritivos. Esto significa que mientras eliminas las células muertas de la piel, también estás brindando a tu piel los nutrientes esenciales que necesita para mantenerse saludable y resplandeciente.


4.Sin Tiempo de Recuperación:

A diferencia de algunos procedimientos más invasivos, como los peelings químicos profundos, los peelings enzimáticos no requieren un tiempo de recuperación significativo. Puedes continuar con tus actividades diarias normales después del tratamiento.


5.Aspecto Fresco y Radiante:

En última instancia, el mayor beneficio de los peelings enzimáticos es la mejora general de la apariencia de la piel. Después de usarlos, sentirás y verás una piel más fresca, suave y radiante, lista para enfrentar el mundo con confianza. Consigue mejorar la textura de la piel y consigue u n tono más homogéneo.



Pasos a seguir para realizar un peeling enzimático:

Si estás listo para experimentar el poder transformador de un peeling enzimático profesional, sigue estos pasos para obtener los mejores resultados:


Paso 1: Consulta Inicial

Antes de comenzar cualquier tratamiento en el rostro de una clienta hay que realizar un diagnóstico previo para analizar el estado actual de la piel, qué necesidades tiene...



Paso 2: Preparación de la Piel

A pesar de que la clienta pueda venir con el rostro sin maquillaje y previamente lavado no podemos olvidar realizar una limpieza a fondo para eliminar cualquier residuo y preparar la piel para el procedimiento. Para este paso te recomendamos los dos primeros pasos del tratamiento Lifting Japonés conformado por la Leche Limpiadora y el Tónico que ayuda a calmar y tratar el rostro previamente.





Paso 3: Aplicación del Peeling Enzimático

Una vez que la piel de tu clienta esté lista, aplica cuidadosamente el peeling enzimático.


Todos los beneficios de un peeling enzimático los puedes conseguir con el tratamiento Papaya Enzimática que contiene enzimas naturales, como las derivadas de la papaya o la piña, que ayudan a exfoliar suavemente la piel. Consta de dos pasos principales: la Emulsión y el Tónico Exfoliante. Ambos los trabajarás por 10 minutos con las manos y los retirarás con cuidado con abundante agua.


Con la combinación de estos dos productos, disolverás las células muertas de la superficie de la piel y limpiarás el rostro de las impurezas y puntos negros. Así conseguirás reducir el tamaño de los poros y renovarás la capa superficial.




Paso 4: Cuidado Post-Tratamiento

Tras la espera y el retirado del peeling, es necesario terminar de cuidar el rostro tras haber realizado una exfoliación. En el caso del tratamiento Papaya Enzimático, aplicarás una mascarilla peel off que contiene efectos antioxidantes e hidratantes, una crema hidratante y un protector solar para mantener la piel nutrida y protegida.



Paso 6: Seguimiento y Recomendaciones

Hay que recordar a la clienta que siga cuidando su piel en casa sobre todo con un protector solar y una crema hidratante. Por ejemplo la crema final del tratamiento 3D Gold le ayudará a conseguir una piel hidratada y rejuvenecida gracias al aceite de argán, la Coenzima Q10 y el ácido hialurónico que contiene. Además potenciará la reducción de las líneas de expresión.



Ahora que conoces a la perfección en qué consiste un peeling enzimático ¡estás lista para experimentar una transformación en la piel de tus clientas!

bottom of page